La mediación como método de resolución de conflictos

Es común que en nuestros centros educativos, tanto en primaria como en secundaria, surjan conflictos entre menores. En determinados casos, podemos considerar que se trata de comportamientos propios de la edad, sin embargo,  debemos saber dónde se encuentra el límite y cómo encontrar una solución adecuada para ambas partes.

Actualmente, están proliferando entre nuestros centros prácticas de mediación para solventar estos problemas, y al mismo tiempo alcanzar un clima de paz en el aula.

La mediación es un método de resolución de conflictos que permite a las partes enfrentadas solucionar por sí mismas el problema que les acaece, con la ayuda de un tercero, el mediador. Durante su desarrollo, se procede a realizar entrevistas y diálogos con las partes, de este modo la victima puede expresar sus sentimientos y el agresor podrá llegar a entender la entidad de sus acciones con la consiguiente responsabilización de sus actos. Del mismo modo, implica al personal docente y administrativo, así como a padres o tutores legales de las partes enfrentadas; consiguiendo que el acuerdo alcanzado se respete fuera del recinto escolar.

Es probable, que al tratarse de niños y jóvenes, una actitud y un castigo autoritario no consigan que el menor se responsabilice del daño que ha causado a otra persona, sino simplemente se limite a cumplir el castigo sin pensar en la consecuencia de sus actos. Sin embargo, la mediación parte de la responsabilización del daño causado para posteriormente conseguir una concienciación por parte del menor y la reparación del daño. No se trata de un castigo, sino una búsqueda de soluciones desde un plano de igualdad, por lo que es totalmente necesario que se cumplan los principios básicos de la mediación:

entrada mediación

mediacion maca

La configuración de este tipo de prácticas otorga un espacio ideal para que la víctima exprese sus sentimientos, miedos, el impacto que le produjo la acción y por otro lado, permite que el autor de los hechos entienda la gravedad y las devastadoras consecuencias que éstos producen en otra persona. Conseguimos así un clima de dialogo, de paz, fomentando especialmente, la empatía y alcanzando un acuerdo entre ambas partes que puede consistir en una petición de perdón, en la restitución de un objeto o en realizar tareas en favor de la víctima, etc.

¡Esperamos que hayáis tenido un puente fantástico!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s